ubicación del volcán

La erupción del volcán Chaitén, en 2008, fue un fuerte episodio volcánico que comenzó el 30 de abril de dicho año, a partir de una serie de temblores o "enjambre sísmico" percibido en las cercanías del volcán, en las comunas de Chaitén, Futaleufú y Palena. En la madrugada entre 1 y el 2 de mayo, una violenta y repentina erupción tuvo lugar, formando una columna de cenizas y gases que alcanzó unos 20 kilómetros de altura. Cuatro días más tarde, el 6 de mayo de 2008, nuevas explosiones agrandaron la columna eruptiva, y el 7 de mayo llamaradas fueron observadas desde el plano, así como fuertes descargas eléctricas. La actividad volcánica del Chaitén se prolongó por varios meses.

Como consecuencia, la localidad de Chaitén fue evacuada en su totalidad. Habitantes de las comunas de Futaleufú y Palena también fueron evacuados, debido a encontrarse en el radio cercano a la erupción, cuyas cenizas cubrían toda la zona, dificultando la respiración y contaminando las aguas. El material volcánico provocó además el desborde del río Blanco, que bajaba desde macizo, lo que provocó una gran inundación que afectó también a Chaitén y donde casas y vehículos resultaron destruidos. 

La erupción del volcán Chaitén es recordada hoy como uno de los principales episodios volcánicos de la historia de Chile.

erupción paso a paso

"Primero se escuchó una fuerte explosión y luego apareció una columna de humo gris desde el cráter del volcán Chaitén, que alcanzó 30 kilómetros de altura. La nube de humo, incluso, llegó hasta la ciudad argentina de Río Negro. La situación hacía temer que vendría una explosión mayor, esta vez de lava o de material incandescente, por lo que las autoridades resolvieron evacuar completamente la zona."

 

Crónica del diario El Mercurio

testimonios

"Queremos seguridad. Aquí está todo contaminado y lo dejamos por salir de Chaitén. Nuestra casa y nuestras pertenencias. Me voy a Castro."

Bernarda Vásquez, evacuada de Chaitén (El Mercurio)

"Me voy preocupado por mi hermana y sus hijos, que están en zona rural. Cuánta falta nos hace el camino, habría sido más fácil. Es terrible."

 

 

Ángel García, evacuado de Chaitén (El Mercurio)

"Me voy con mi papá y toda mi familia a Castro. Después nos vamos a quedar con unas tías. Dejamos la casa, ojalá no le pase nada."

Alejandro Soto, evacuado de Chaitén (El Mercurio)

"Me pasaron a buscar unos amigos. Vivo sola. Críe un hijo que es carabinero, pero él está salvando gente en Chaitén. Es su trabajo."

Lucy, 60 años, evacuada de Puerto Cárdenas (El Mercurio)

"Asustada no estoy, pero sí muy preocupada por lo que estamos viviendo, por lo que puede pasar, por todas las personas, por los que tienen animalitos, que pueden perder todo con esto."

Gladys Pinilla, empresaria hotelera de Futaleufú (El Mercurio)

"Parecía acabo de mundo (...) estaba muy feo. Y ese volcán que tronaba y tronaba."

Rosalba Vallejos, evacuada de Chaitén (El Mercurio)

"Me quedé por mi casa. Esto me costó plata. Tengo tres teles y un computador. Imagínese si vuelvo y está todo pelado. Mi señora se fue en la noche con mi hija a Cochamó y yo estoy durmiendo acá"

Luis Morales (56), paramédico que prefirió no evacuar Chaitén (La Tercera)

recortes de prensa

1/2

© 2019 ARCHIVO DESASTRE

  • Grey Facebook Icon
  • Gris Icono de Instagram
  • Grey Twitter Icon
  • Grey LinkedIn Icon