La madrugada del 8 de julio de 1730, después de varios temblores de mediana intensidad, un gran terremoto golpeó la zona central del entonces Reino de Chile, teniendo como epicentro estimado a la actual región de Valparaíso.

 

La fuerza del sismo fue tal que éste se habría sentido entre Iquique y Osorno, dejando daños en los más importantes asentamientos coloniales: La Serena, Valparaíso, Santiago y Concepción. Otras localidades costeras como Coquimbo y Valdivia también sufrieron con la fuerza del movimiento, pero sobre todo con el violento maremoto que le sucedió, y terminó por destruir lo que el terremoto no botó. 

Actualmente, el terremoto de 1730 es considerado como uno de los eventos sísmicos más importantes y más destructivos de la historia de Chile. Su magnitud inicial estuvo calculada en 8,3, aunque investigaciones más recientes se aventuran a decir que éste quizá habría superado la magnitud 9. Hoy se cree también que la ola que este terremoto produjo no sólo habría dañado la costa de Chile, sino que también habría llegado hasta Japón, como también sucedió con el terremoto y maremoto de 1960.

A pesar de la magnitud de este sismo, que ya en su época habría sido calificado por Vicente Carvallo y Goyeneche (1875-1876) como “uno de los más terribles estremecimientos de tierra que se han experimentado en América”, es poco lo que hoy se sabe o se recuerda sobre este evento, y lo que podría significar para la compleja historia sísmica del país. De hecho, los investigadores en sismología y geofísica se han concentrado mucho en este terremoto, pues creen que entendiendo su dinámica, podrían prever el comportamiento de futuros terremotos en esta misma área, y ayudar a los habitantes de Valparaíso y la zona central de Chile a prepararse mejor frente a este tipo de fenómenos. 

 

Para conocer un poco más de este megaterremoto, te invitamos a leer un extracto epistolar que data del 10 de julio de 1730, y que relata las consecuencias del terremoto y maremoto en la ciudad de Concepción.

ficha resumen

Fecha: 08 de julio 1730

Hora: 4:45am

Epicentro aproximado: Actual Región de Valparaíso

Magnitud aproximada: 8,3

Zonas afectadas: Desde la actual región de Coquimbo hasta la Región de Los Ríos

Víctimas: sin información

para saber más

LIBROS
  • Carlos Lanza; Catástrofes de Chile. Álbum de prensa de antaño. RIL Editores (2012)
  • Alfredo Palacios; Historia ilustrada de los Megaterremotos ocurridos en Chile entre 1647 y 1906, Ediciones Universitarias de Valparaíso (2017); Fuentes para la historia sísmica de Chile, ediciones del Centro de Investigaciones Diego Barros Arana (2016). 
  • Mauricio Onetto; Temblores de tierra en el Jardín del Edénediciones del Centro de Investigaciones Diego Barros Arana (2017). 
ARTÍCULOS
  • Matías Carvajal, Marco Cisternas, Patricio Catalán y Nicolás Gorigoitia (2014); "Redimensionando el terremoto de 1730 de Chile Central, mediante evidencias históricas y geológicas del tsunami resultante". VII Simposio Latinoamericano de Geografía Física: Riesgos, vulnerabilidad y resiliencia socioambiental para enfrentar los cambios globales, Santiago de Chile, 03 al 05 de Diciembre 2014. Disponible aquí.
  • Jaime Valenzuela Márquez (2012); "Relaciones jesuitas del terremoto de 1730: Santiago, Valparaíso y Concepción": Cuadernos de historia (37), p. 195-224. Disponible aquí
SITIOS

crónicas y extractos de relatos

"El día 8 de julio a la una de la noche se experimentó un temblor y luego consecutivamente salió diferentes veces el mar con tanto ímpetu que a la primera ni dio lugar a mas que a una presurosa fuga de que cada uno atendió solo al seguro de su vida en el refugio de los cerros y partes más altas del lugar; los más y especialmente los cercanos al mar y al río salimos desnudos y descalzos casi nadando y conforme se fue retirando el mar esta primera vez hui volviendo para casa y gané un caballo y pase a favorecer los soldados de la guardia y presos que clamaban porque los librasen del peligro (...) llegamos a la plaza que por estar más retirada y en más altura había menos agua y en ella me mantuve retirándome y acercándome conforme el mar crecía y menguaba por ver si podíamos sacar algunas armas y municiones (...) pero todas las diligencias fueron inútiles por que el mar no dio lugar manteniéndose siempre muy crecido y derribando todas las casas más cercanas... La ruina ha sido general, llevose el mar todas las casas a la playa y barrio de Cantarranas, cayeron el palacio, guardia, calabozos, cuarteles, sala de armas, cajas reales, veerduría general y también el palacio episcopal; de los conventos el de San Juan de Dios, San Agustín, San Francisco no quedó más que la iglesia; por la parte del río de una y otra banda cayeron todas las casas hasta la de Bello, la de doña Gabriela de la Barra y la de don Asencio del todo arruinadas y las demás muy maltratadas..."

"Carta de Manuel de Salamanca del 10 de julio de 1730". En: Alfredo Palacios; Fuentes para la historia sísmica de Chile (2016)

© 2019 ARCHIVO DESASTRE

  • Grey Facebook Icon
  • Gris Icono de Instagram
  • Grey Twitter Icon
  • Grey LinkedIn Icon