2005: TERREMOTO EN LA REGIÓN DE TARAPACÁ

El día lunes 13 de junio de 2005, a las 18:44 horas, un fuerte terremoto M7,8 golpeó a la Región de Tarapacá, en el norte de Chile. El epicentro estuvo ubicado cerca de la localidad de Chiapa, en la comuna de Huara, hacia el interior de la provincia del Tamarugal, pero el sismo se sintió con fuerza en toda la región, así como en la actual región de Arica y Parinacota, la región de Antofagasta, y la Región de Atacama. Hacia el norte, el terremoto repercutió también en las localidades peruanas de Tacna, Arequipa y el puerto de Ilo, mientras que en Bolivia éste se sintió en ciudades como Oruro, Potosí, La Paz e incluso Cochabamba.

En la Región de Tarapacá, el terremoto tuvo amplias consecuencias en la capital regional de Iquique; allí se registraron cortes de luz, la ruptura de matrices de agua y el colapso de calles y servicios, así como “ataques de histeria, desmayos, colisiones y atropellos” según constataba el diario La Tercera.  Los servicios de urgencia de Iquique atendieron más de 50 pacientes, la mayoría de ellos por lesiones leves y el resto por cuadros de ansiedad asociados al sismo.

En el interior de la región la situación fue aún peor que en la costa. Poblados como Mamiña, Pica, Colchane, Alto Hospicio y Pozo Almonte sufrieron derrumbes en numerosas viviendas particulares, así como daños importantes en edificios y locales públicos. La comuna de Huara, sin embargo, fue proporcionalmente la más afectada por el sismo, con un total de 87 viviendas destruidas, 168 con daños mayores, y casi 700 damnificados. Los derrumbes además provocaron la muerte de tres de sus habitantes - don Dionisio Pérez (80), la señora Petronila Mamani (95), y el pequeño Abraham Vásquez (19 meses)- y la desaparición de un hombre identificado como Marcos Choque. A esto se sumó el fallecimiento de los adultos mayores Adela Castro y Sergio Véliz en Pozo Almonte y la tragedia que tuvo lugar en la ruta entre Alto Hospicio e Iquique, donde la familia compuesta por José González (52), Enrique González (57), Hilda Cantillana (60), Sigrid Flores Cantillana (35), Alan Brain Flores (13) e Ignacio Flores (7) murió producto de un derrumbe en la gruta de San Lorenzo.

El terremoto de 2005 tuvo también amplias repercusiones en el patrimonio material de la región, en especial en edificios construidos en adobe, muchos de ellos originarios de la época colonial. Las iglesias de San José de Pachica y Laonzana, así como las de Guañacagua, Nama y Usmagama –estas últimas declaradas Monumentos Nacionales como representantes del estilo “barroco andino”- sufrieron severos daños, que conllevaron largos trabajos de restauración. Las iglesias de pueblos como San Antonio de Matilla, Pica y San Lorenzo, aunque más modernas, también resultaron altamente dañadas.

Según datos aportados por la Oficina Nacional de Emergencias (ONEMI) el terremoto de Tarapacá de 2005 dejó un total de 947 viviendas destruidas, 14.229 viviendas dañadas, y un total de 12.910 damnificados.

Fecha: 13 de junio 2005

Hora: 6:44pm

Epicentro aproximado: Cerca de Coscaya (Huara) en la Provincia del Tamarugal

Magnitud aproximada: 7,8

Zonas afectadas: Región de Tarapacá, de Arica y Parinacota, de Antofagasta, el sur del Perú y sur-este de Bolivia

Víctimas: 11 fallecidos, 1 desaparecido y 160 heridos

recortes de prensa

© 2019 ARCHIVO DESASTRE

  • Grey Facebook Icon
  • Gris Icono de Instagram
  • Grey Twitter Icon
  • Grey LinkedIn Icon