El 20 de febrero se cumple un nuevo aniversario del gran terremoto de 1835 que azotó la zona sur de Chile, en particular la entonces provincia de Concepción.

 

Según registros de la época, el terremoto sobrevino a las 11:30 horas y se sintió con mucha fuerza entre la actual ciudad de Concepción y Osorno; su magnitud se calcula en 8,5, aunque los accidentes geográficos que se habrían producido después del temblor hacen pensar que la fuerza del terremoto fue aún mayor. 

 

Según las crónicas de la época, además, las réplicas del temblor fueron numerosas, muchas de ellas casi tan fuertes como el sismo original; parte de la tragedia, sin embargo, se produjo debido al maremoto que siguió al terremoto, y que afectó las costas del centro-sur de Chile desde los ríos Cachapoal (en la actual Región de O’Higgins) hasta el Valdivia, en la actual Región de Los Ríos.

De este gran terremoto, evento mayor en la historia sísmica de nuestro país, conservamos varios testimonios, que nos ayudan hoy a comprender lo sucedido; uno de los registros más importantes es aquel del naturalista inglés Charles Darwin, testigo de la catástrofe ocurrida durante su estadía en territorio chileno, que se extendió entre 1832 y 1835.

En estos años, Darwin efectuó numerosas y extensas excursiones, recorriendo parte importante del país. Sus descripciones, recopiladas en Viaje de un naturalista alrededor del mundo, son un registro excepcional de la geografía, la naturaleza y las costumbres de la sociedad chilena del s. XIX; algunas de éstas llegaron a tener repercusiones en sus diferentes teorías y aportes científicos.

A continuación, destacamos algunas de las impresiones que el terremoto y posterior maremoto causaron en Darwin; como extranjero de paso por Chile, su relato da cuenta de una visión externa, testigo, que nos ayudan hoy a entender la dimensión física y social de esta catástrofe: 

ficha resúmen

Fecha: 20 de febrero 1835

Hora: 11:30am

Epicentro aproximado: Concepción

Magnitud aproximada: 8,5

Zonas afectadas: desde las actuales regiones de Valparaíso hasta la de Los Ríos

Víctimas: informaciones contradictorias, que hablan de 30 hasta 120 fallecidos

para saber más

LIBROS
  • Charles Darwin; Viaje de un naturalista alrededor del mundo. Edición de Joaquín Gil, Librería El Ateneo, Buenos Aires (1942). Disponible vía Memoria Chilena aquí.
  • Carlos Lanza; Catástrofes de Chile. Álbum de prensa de antaño. RIL Editores (2012).
  • Alfredo Palacios; Historia ilustrada de los Megaterremotos ocurridos en Chile entre 1647 y 1906, Ediciones Universitarias de Valparaíso (2017); Fuentes para la historia sísmica de Chile, ediciones del Centro de Investigaciones Diego Barros Arana (2016). 

crónicas y extractos de relatos

"Las ciudades de Concepción y Talcahuano presentan el más terrible espectáculo, pero al mismo tiempo el más interesante que jamás me haya sido dado contemplar (…) las ruinas estaban tan completamente entremezcladas que no podía creerse que aquellos amontonamientos de restos habían servido de moradas (…). En suma no hubo sino un centenar de víctimas, gracias a la invariable costumbre que se tiene de lanzarse fuera de las casas así que se nota que el suelo tiembla. En Concepción, cada fila de casas, cada mansión aislada, formaba un montón de ruinas bien distinto; en Talcahuano, al contrario, la ola que había seguido al terremoto y que inundó la ciudad no había dejado al retirarse sino un confuso montón de ladrillos, tejas y vigas, y aquí y allá alguna pared aun en pie (…). Después de haber visto Concepción, confieso me es difícil comprender cómo pudo escapar de la catástrofe el mayor número de sus habitantes (…)”.

Charles Darwin, Viaje de un naturalista alrededor del mundo (1942)

dibujos y grabados

© 2019 ARCHIVO DESASTRE

  • Grey Facebook Icon
  • Gris Icono de Instagram
  • Grey Twitter Icon
  • Grey LinkedIn Icon