Aunque poco recordado en la actualidad, el 18 de abril de 1939 fue un día sísmico para la actual Región de Atacama; a eso de las 2:20am, un sismo con "carácter de terremoto" de 7,4° sacudió ciudades como Copiapó y Caldera, según informaba el Ministerio del Interior, a través del entonces ministro Ortega.

 

Aunque intenso en las ciudades señaladas, el terremoto no habría generado grandes consecuencias; la prensa de la época señalaba que éste -que tuvo una duración de alrededor de 1 minuto- sí habría ocasionado gran pánico en la población, pero que no se lamentaban grandes daños ni desgracias personales más allá de la destrucción de algunas viviendas personales.

Los daños causados por el terremoto de Copiapó se sumaron a las enormes consecuencias dejadas por el gran terremoto de Chillán, el que sólo tres meses antes había devastado la zona centro-sur del país; ante esta situación, el Congreso se habría visto mayormente apurado por crear, entre otras, Corporación de Fomento de la Producción (CORFO) y que será fundamental para la futura industralización del país y su desarrollo, y la Corporación de Reconstrucción y Auxilio, que dará luego paso a la actual Oficina Nacional de Emergencias del Ministerio del Interior (ONEMI).

Fecha: 18 de abril 1939

Hora: 02:20am

Epicentro aproximado: Caldera

Magnitud aproximada: 7,4

Zonas afectadas: Actual región de Atacama

Víctimas: sin desgracias personales reportadas

recortes de prensa

© 2019 ARCHIVO DESASTRE

  • Grey Facebook Icon
  • Gris Icono de Instagram
  • Grey Twitter Icon
  • Grey LinkedIn Icon